¿Alguna vez te has preguntado cómo es el estilo de vida de un atleta profesional para  mantenerse en la cima?

¿O por qué rinden tan bien constantemente, día tras día? Sí, entrenan duro, y eso los hace llegar muy lejos. Pero el verdadero secreto de su éxito es el enfoque global para lograr sus objetivos. Comprometerse las 24 horas, los 7 días de la semana, ser la mejor versión de sí mismos en cuanto a mentalidad, entrenamiento, nutrición y recuperación. Por supuesto, no estamos diciendo que apuestes por un estado pro-atleta sobrehumano.

Pero, sea cual sea el nivel en el que te encuentres, si deseas convertirte en la mejor versión de ti mismo, también necesitas adoptar esa mentalidad global. Descubre 3 pilares que conforman este enfoque y cómo se conectan entre sí.

1. Diversidad de entrenamiento

Para seguir creciendo, es importante desafiar al cuerpo con nuevos estímulos. Primero, dar variedad de entrenamiento, organizando el año en 3 ó 4 trayectorias de entrenamiento, cada una con un enfoque principal diferente. Segundo, entrenar en diferentes zonas de intensidad de ritmo cardíaco para condicionar el cuerpo de maneras diferentes. Aprende más en nuestro artículo sobre la variedad de entrenamiento.

2. Energía para conseguir grandeza

● Comer sano: la alimentación saludable a través de comida sana recarga el cuerpo con lo que necesita exactamente para conseguir tanto fuerza mental como física. El concepto nutricional fundamental te ayuda de diferentes maneras, aumentando la productividad del cerebro y aumentando los niveles de energía para ayudar a prevenir problemas de salud como la hipertensión, y favoreciendo a la recuperación.

● Hidratación adecuada: parece obvio que si sudas mucho, necesitas beber mucho. Sin embargo, este importante hábito nutricional a veces se pasa por alto o no se realiza de manera correcta, y puede perjudicar tu rendimiento de diferentes maneras.

● Adaptar la cantidad de la ingesta: es importante adaptar los aportes nutricionales a medida que progresas en tus objetivos de entrenamiento. Tu metabolismo aumenta a medida que el cuerpo se desarrolla, lo que significa que necesitas consumir más calorías con el tiempo. Si no aportas energía a un nivel correcto, puedes ralentizar su rendimiento deportivo.

3. Recuperación: sin pausa, no hay recompensa

● Días de descanso: el progreso atlético no solo tiene lugar cuando entrenas, sino también cuando descansas. El ejercicio estimula los músculos, mientras que el descanso permite que los músculos se regeneren y se desarrollen. Para progresar en tus objetivos, necesitas encontrar el equilibrio entre el entrenamiento y los periodos de recuperación.

● Técnicas de relajación: es importante introducir la relajación en tu rutina diaria para reducir el estrés. ¿Por qué? El estrés es el enemigo de tus objetivos deportivos. No te deja dormir, te consume la energía para entrenar, te empuja a adoptar malos hábitos alimenticios y te envía directo a una espiral negativa. El nuevo Coach mental te ayuda a desarrollar una mentalidad equilibrada y orientada a objetivos y a mantener la motivación para mejorar tu salud general con sesiones de audio especialmente diseñadas.

● Dormir: ya hemos hablado de ello, pero seguimos insistiendo – dormir bien es fundamentalpara rendir bien. Ayuda al desarrollo muscular, reduce el estrés y genera bienestar general. No intentes tener éxito sin dormir.

Resumanos:

El cuerpo, la mente, la actitud están estrechamente relacionados. Cuando mejoras en un área, automáticamente enriqueces las otras áreas. Una buena nutrición y una buena recuperación te ayudarán a conseguir los objetivos de entrenamiento.

Observar los buenos resultados del entrenamiento aumenta la motivación, y eso te anima a fijarte un nivel más alto y a ser más disciplinado en cuanto a la alimentación, al entrenamiento y a la recuperación. El ciclo se repite. El éxito se basa en el éxito.

«Se necesitan las 3 piezas para construir el rompecabezas que llamamos desarrollo atlético a largo plazo. No siempre es fácil, pero es la única manera de alcanzar tu verdadero potencial»

Créditos: Freeletics.