banner-02-vitalmente-magazine-revista-digital-web

Puntualmente no existe un patrón de alimentación específico para este tipo de ejercicio, ya que abarca diferentes deportes y las necesidades nutricionales varían según el deporte y las características del deportista.  Sin embargo, lo que todas las prácticas deportivas tienen en común es que cuanto mejor sea su estado de salud, más óptimo será su rendimiento.

La alimentación y la actividad física son dos pilares de nuestro bienestar, y lo ideal es que ambas se lleven de la mano. Es esencial ejercitar todo el cuerpo, combinando ejercicios de fuerza y resistencia.

Es usual escucha muchos mitos o creencias de la alimentación, una por ejemplo es pensar que si hace ejercicio, puede comer alimentos poco saludables. Por ejemplo, la mayoría de la gente piensa erróneamente que puedes comer una gran cantidad de comida y luego ir a una clase de spinning para "quemarla".

Todos los alimentos ejercen efectos complejos en nuestro cuerpo; por lo tanto, defender el concepto anterior es reduccionista, por lo cual es muy importante tener claros cuales son los principales objetivos de la nutrición en esta modalidad deportiva son:

  • Satisfacer los requisitos de energía y nutrientes para mantenerse al día con el programa de capacitación.
  • Obtener una composición corporal idónea para mantener un adecuado estado de salud y que permita tener el mejor desempeño deportivo posible.
  • Mantener una alimentación diaria suficiente, completa y balanceada que permita mantener una adecuado desempeño deportivo como las actividades de la vida diaria.
  • Mejora de la adaptación y recuperación entre lesiones.

ANTES, DURANTE Y DESPUÉS

Por lo cual en nutrición deportiva, lo que come antes de hacer ejercicio es tan importante como lo que come durante y después. Por eso daré unas breves pautas en este sentido.

La comida previa al entrenamiento es vital ya que su cuerpo tiene que optimizar los niveles de carbohidratos en el hígado, por lo cual consumir alguna fuente de carbohidratos es una buena opción, al igual que una correcta hidratación es muy importante.

Si vas a entrenar durante más de una hora, debes programar las comidas durante el entrenamiento y la reposición de electrolitos. Si es menos de una hora, como suele ser el caso con el entrenamiento funcional, el agua potable será suficiente.

Una vez terminado el entrenamiento, el objetivo rehidratar y reabastecer los depósitos de energía. En esta comida posterior a la dieta.

El objetivo principal del entrenamiento funcional es mejorar su condición física para sus actividades cotidianas. Por lo cual la alimentación en este sentido no cambiaría mucho en relación a las recomendaciones nutricionales establecidas para población sana, pero en caso de buscar un cambio de la composición corporal o una mejora del rendimiento deportivo seria indispensable ajustar la alimentación de forma individual.

EDER ACOSTA
Nutricionista Dietista 
Universidad Del Atlántico
Curso de ciencias del ejercicio. 
University of Colorado Boulder
Congreso anual avances en metabolismo y soporte nutricional
Manejo nutricional del paciente diabético